Skip to main content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

Cómo evitar el plagio: ¿Qué es el plagio?

Guía de honradez académica

Introducción

De acuerdo con la definición de la RAE, plagiar es copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias. Actualmente, y debido al uso generalizado de Internet y otras tecnologías de la información y la comunicación, en el ámbito académico el tipo de plagio más extendido es el ciberplagio.

Cuando usas como propias las ideas, las palabras o el trabajo de otra persona, sin hacer constar la fuente de donde proviene esa información, estás plagiándolos. Cualquier contribución, independientemente de que sea de acceso libre o gratuito, tiene una autoría y no puede usarse sin el debido permiso. Plagiar no es ético, ya que tratas de hacer pasar una obra propia sin serlo. Además, es ilegal porque estás incumpliendo los derechos de autoría de una o varias obras, atentando contra sus derechos morales y patrimoniales, y esta acción puede suponer un delito.

Para evitar incurrir en un plagio, siempre debes citar las fuentes (libros, artículos de revista o prensa, páginas web...) que has empleado para realizar tu trabajo.

Tipos de plagio

Plagio intencionado vs plagio no consciente

Plagio intencionado

Es un plagio intencionado cuando se presenta como propia una obra que no lo es:

  • Copiar y pegar
  • Copiar las palabras o ideas ajenas, sin citarlas, para hacerlas pasar como propias.
  • Comprar, robar o tomar prestado un trabajo redactado por otra persona para hacerlo pasar como propio.
  • Presentar el trabajo de otra persona como propio.
  • Pagar a otra persona para que escriba el trabajo y hacerlo pasar como propio.

Plagio no consciente

Generalmente, el plagio no consciente se produce por desconocimiento de lo que constituye el plagio.

  • No se incluyen las citas o no se cita correctamente.
  • Se parafrasea sin realmente alejarse del texto original.
  • Se desarrollan pensamientos o teorías basadas en ideas ajenas, sin citar.

Ciberplagio

El ciberplagio, debido a la extensión del uso de Internet y de las tecnologías de la información, constituye uno de los problemas más frecuentes en lo relativo a la vulneración de los derechos de autoría.

Cuando realizas un trabajo basándote en información obtenida en Internet sin enlazarla o citando a quienes lo han creado, estás cometiendo ciberplagio. Es muy importante tener en cuenta que toda la información obtenida en Internet está protegida por la Ley de Propiedad Intelectual, al igual que el resto de las obras.

Tutorial "El plagio y la honestidad académica"

Material didáctico elaborado por la Biblioteca de la Universidad de Sevilla. Licencia Atribución de Creative Commons (reutilización permitida)
Consejos para evitar el plagio: citar, parafrasear, usar comillas, utilizar gestores de referencias.